Mansiones encantadas, espíritus o seres sobrenaturales que viven en el ático o sótano de la casa, grupos que se separan para sobrevivir,… Hay una serie de clichés que son muy típicos dentro del género de terror, ¿o acaso no sabías que el asesino estaba detrás de la puerta antes que el protagonista? Seguramente ahora mismo tu cabeza estará pensando en aquellas acciones o situaciones que aparecen una y otra vez en las películas de miedo, ¡pues ahí van los clichés más típicos del cine de terror!

Los clichés más típicos del cine de terror

1. Protagonistas torpes

El asesino ha localizado a su víctima, sonríe y va hacia ella caminando tranquilamente, ¿y sabes por qué? Porque cuando el protagonista empieza a correr como si no hubiese un mañana para salvar la vida, cualquier cosa puede hacerle tropezar y caer al suelo. Seguramente el asesino ya lo sabía porque ¡siempre pasa! ¿Y qué pasa cuando huyen en grupo? Pues que uno tropieza y otro duda entre ayudarle o seguir corriendo.

¿Recuerdas las huidas memorables de Los extraños o las de Pesadilla en Elm Street?

2. Espejos y puertas, ¡un peligro!

Detrás de la puerta siempre está el asesino. ¡Siempre! No importa si es la puerta de un armario o de una habitación, el asesino siempre se oculta detrás y espera pacientemente a que la víctima la abra o la cierre para atacar.

¿Y qué pasa con los espejos? Pues que el asesino o espíritu maligno siempre se espera a que la víctima acabe de tomarse su baño, y cuando esta pasa la mano sobre el espejo empañado para poderse mirar… ¡Sorpresa! Pero la cosa no acaba aquí porque cuando el protagonista se da la vuelta la sorpresa es aún mayor, ¡no hay nadie!.

3. Vecinos y policía incompetente

Da igual lo que diga o haga la víctima, el policía jamás creerá que un asesino anda detrás suyo aunque muestre señales obvias de ello, como en Halloween o Jeepers Creepers. Si se trata de un fenómeno paranormal, los médium siempre dirán que es un caso nunca visto o que les supera. Y en casi todas las películas hay algún vecino o algún personaje extraño. Su actitud es sospechosa, su aspecto es inquietante y parece saber cosas que no quiere explicar.

4. Frase típica

Crees que hay un asesino en tu casa, estás asustado pero te armas de valor y preguntas en voz alta: “¿Hay alguien ahí?”. ¿Harías eso de verdad? ¡En las películas siempre lo hacen!

O estás con tu grupo de amigos, sois un grupo numeroso y asesino solo hay uno, ¿de verdad alguien diría “será mejor que nos separemos”? Esto sucede en películas como Scream, Sé lo que hicisteis el último verano, Halloween o Pesadilla en Elm Street.

5. Esconderse

La mejor opción es huir, ningún lugar será lo suficientemente bueno para esconderse pero, sin embargo, los protagonistas siempre prefieren ocultarse dentro de un armario que tenga una pequeña ranura por la que poder mirar o debajo de la cama para poder ver de cerca el tipo de calzado que lleva el asesino.

Esto puede verse en películas como The Crazies, El resplandor, The Conjuring, Paintball o El proyecto de la bruja de Blair.

6. Casas grandes

La familia feliz, pero con el típico adolescente apático e inconformista, se muda a una casa enorme, abandonada y preciosa que guarda en su interior una historia. Asesinaron a los antiguos propietarios y el caso no se resolvió, los vecinos aseguran que se oyen ruidos todas las noches,… A veces, incluso, la casa está a las afueras y rodeada por un espeso bosque. Y en estas casas, o en el espacio en el que transcurra la acción, no puede faltar un pasillo sin luz, un ático o un sótano.

¿Quieres ejemplos? The haunting, La semilla del diablo, Psicosis o Los otros.

7. Nada funciona

En una película de terror los teléfonos nunca funcionan porque nunca tienen línea y si son móviles no tienen batería o cobertura. ¡Y el coche jamás arranca a la primera o a la segunda!

8. Final abierto

En la mayoría de películas de terror se reservan una escena final: el asesino o ser maligno libre y vivo. No importa lo que hayan hecho los protagonistas para destruirlo, el mal siempre sobrevivirá para ¿una segunda parte quizá? Es el caso de Insidious o Rec, entre muchas otras.

¿Conocías todos estos clichés? ¡Pues quizá ahora te interesará conocer a los 8 monstruos más terroríficos del cine del cine!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here