Hollywood ha sido siempre el gran productor de películas célebres desde sus inicios. Son sus películas las que suelen quedar en nuestra retina y EE. UU. es el primer país que viene a nuestra mente cuando hablamos del mundo del cine, pero cada país tiene su propia factoría de sueños. Países tan curiosos como Australia, producen largometrajes increíbles que valen muchísimo la pena. Seguidamente te presentamos una selección de las mejores películas australianas que te recomendamos que veas pronto. ¡Son geniales!

Las hay de todo tipo, de misterio, de época, de terror, de animación… Australia ha dejado su huella cinematográfica en los géneros más variados. De media, este país está creando unas 35 películas al año, la mayoría de gran calidad. ¡Todavía más motivo para descubrir esta sorprendente lista! Abre tus horizonte al cine australiano.

5 de las mejores películas australianas

1. “Generación robada” (2002)

El primero de nuestra lista de mejores películas australianas es este film, dirigido por Phillip Noyce, que recibió impresionantes críticas.

La trama de esta película nos sitúa en la Australia de los años 30 y dibuja una terrible situación de la época. Las niñas mestizas (medio aborígenes, medio caucásicas) eran apartadas de sus casas y encerradas en instituciones del Gobierno australiano con el objetivo de formarlas como empleadas domésticas. Cómo no, su destino final era servir a la sociedad blanca imperante en el país.

Durante la película acompañamos a Molly Craig, a su prima y su hermanita, en un viaje épico y repleto de peligros, de vuelta a casa, recorriendo los 2414 kilómetros que hay entre ellas y su hogar.

2. “Mary and Max” (2009)

Escrita y dirigida por Adam Elliot, esta película nos transporta a Nueva York y nos sumerge en la extraña amistad epistolar surgida entre una niña australiana solitaria y un judío anciano con sobrepeso.

Durante el film se tratan temas tan profundos como el amor, la amistad, la imperfección, la capacidad de perdonar y la salud mental. Sin duda, una película que hay que abordar con madurez.

3. “Picnic en Hanging Rock” (1975)

Basada en la novela homónima de Joan Lindsey, que a su vez estaba inspirada por unos hechos reales sucedidos en 1900, esta película explora la misteriosa desaparición de unas estudiantes de un colegio privado, en una región montañosa de Australia que siempre ha estado rodeada de enigmas.

En concreto, el film nos lleva al día de San Valentín de 1900. Las docentes de la Escuela Appleyard para señoritas deciden llevar a las alumnas a pasar el día a Hanging Rock, la zona montañosa mencionada. Lo que debía ser una salida alegre, se ve enturbiada por fenómenos sobrenaturales como el tiempo detenido, pérdidas de conocimientos y desapariciones. El misterio y la sensación de inquietud están asegurados.

4. “El Piano” (1993)

La cuarta obra de nuestra lista de mejores películas australianas fue escrita y dirigida por Jane Campion que nos transporta a mediados del siglo XIX. La protagonista, Ada, muda desde su infancia, enviuda y ve cómo se le concierta un nuevo matrimonio con próspero granjero, que la obligará a trasladarse a Nueva Zelanda, abandonando su hogar: Escocia.

Ada llega a Nueva Zelanda con su hija y un piano, las dos cosas más importantes de su vida. Por desgracia, su nuevo esposo se negará a tener el piano en su hogar y abandonará el piano en la playa. El instrumento es recuperado por un vecino que ofrece a Ada la posibilidad de usar el piano sólo a cambio de dejarse tocar por él. ¿Qué ocurrirá? ¡Ve la película, si te interesa! 😉 .

5. “Badabook” (2014)

La protagonista de esta exitosa película de terror, escrita y dirigida por Jennifer Kent, es Amelia. 6 años después del fallecimiento de su marido, Amelia está sobrepasada por el dolor de la pérdida y la necesidad de mantenerse fuerte para educar a su hijito Samuel, de 6 años.

El pequeño vive obsesionado con crear armas caseras con el objetivo de defenderse de un monstruo imaginario que irrumpe en sus sueños. Un libro de cuentos que aparece en su hogar, titulado “El Badabook”, hace que Samuel llegue a la conclusión de que es el Badabook la criatura que lo está acosando.

Lo que parecía un simple miedo nocturno, provoca que Samuel se descontrole y muestre un comportamiento violento. Amelia no tiene más remedio que medicarlo. Es entonces cuando ella se percata de que también siente que hay algo, una presencia real y perturbadora a su alrededor.

El director de “El Exorcista” (1976) aseguró que “Badabook” era la película más terrorífica que había visto.

Sólo por esta crítica, ya apetece verla.

¿Qué te han parecido esta lista de las mejores películas australianas? ¿Conoces más que creas que deban estar en esta compilación? Si es así, no dudes en escribirnos. ¡Será genial leer tu opinión y poder añadir más títulos a nuestra selección! ¡Recomiéndanos más films australianos que te hayan fascinado!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here